Noticias /

OPINIÓN: 7 cosas que las series postapocalípticas adolescentes pueden aprender de Los 100

Va ya por su tercera temporada y la pequeña serie postapocalíptica de CW [todos los jueves a las 22:20 en Syfy España] se ha convertido en una de las favoritas de la crítica. Esta serie que en principio parecía una historia adolescente más, llena de gente guapa que se lía entre sí en las ruinas de una civilización muerta se ha convertido en una de las mejores y más originales series de la televisión. Hay muchas cadenas buscando esa preciada audiencia joven entre la que las novelas adolescentes de género funcionan tan bien. Cazadores de sombras, Las crónicas de Shannara, Teen Wolf… es una tendencia que seguirá creciendo con el tiempo.

Autor: Dany Roth

La premisa inicial de Los 100 es la siguiente: un grupo de adolescentes con problemas son enviados desde un arca en el espacio que contiene lo que queda de la raza humana tras un incidente nuclear a la Tierra, para ver si vuelve a ser habitable. No es la idea más original que habrás oído, y podría evolucionar fácilmente en quién va a acostarse con quién. Así que, ¿por qué está Los 100 cogiendo impulso tan rápido? ¿Qué es lo que hace que la gente la adora y qué pueden aprender de ella las series venideras? Veamos.

NO TE OBSESIONES CON LOS TRIÁNGULOS AMOROSOS

Cuando empezó Los 100, parecía que sus guionistas querían pisar terreno conocido antes de ponerse experimentales. Una de las cosas más predecibles que hicieron fue establecer un triángulo amoroso entre tres personajes: Clarke, Finn y Raven. Clarke y Finn se enamoran al llegar a la Tierra, y Raven y Finn estaban juntos en el Arca. Cuando Raven baja a la Tierra después… ¡chan! ¡tenemos drama!

Fue terrible. Haciendo análisis de Las crónicas de Shannara, he hablado muchas veces sobre esto: cuando tienes una historia que contar pero te obsesionas con los líos amorosos haces un flaco favor a tus personajes y a sus narrativas. El Clarke/Finn/Raven no apuntaló lo que estaba pasando en Los 100, fue un estorbo. Y por eso los guionistas lo abandonaron. Pero no sólo abandonaron el triángulo amoroso, lo convirtieron en una historia sobre las consecuencias de obsesionarse amorosamente. Nunca lo plantearon a nivel metareferencial, pero la obsesión de Finn con Clarke y la frustración de Raven al respecto tuvieron consecuencias reales a largo plazo. Los 100 superó ese triángulo amoroso y se valieron de elementos de él para introducir conflictos mucho más interesantes y complejos.

Pero Los 100 no abandonó las historias de amor. No, lo que aprendió Los 100 (y es algo de lo que otros guionistas de televisión deberían tomar nota) es cómo los sentimientos amorosos pueden sobrecargar los conflictos existentes en lugar de distraer de ellos. Clarke sigue de alguna forma en un triángulo amoroso, pero nunca es lo principal, y cuando se refieren a ello tiene consecuencias mucho mayores que simplemente “se liarán o no se liarán”.

LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES Y TRANSEXUALES [LGTB] EXISTEN EN UNA SOCIEDAD POSTAPOCALÍPTICA

Clarke Griffin es lo más cercano que hay en Los 100 a una protagonista. Es una líder, una líder mujer, una líder mujer y abiertamente bisexual. Y la serie no hace falsas promesas al respecto. Lexa, la líder de la gente que ha vivido todo el tiempo en la Tierra, los Terrestres, es una mujer abiertamente homosexual. Y, ¿sabes qué? Clarke y Lexa tienen algo. Como mencioné en el apartado anterior, su relación tiene un gran impacto en la serie. Las dos han matado a gente, han matado la una por la otra, han hecho sacrificios, y han sido pacientes e incluso amables porque, la verdad, se gustan mucho.

El creador de Los 100, Jason Rothenbers, ha sido muy claro al respecto: en el mundo de Los 100 la gente no tiene tiempo para preocuparse por la orientación sexual. Surgen amenazas por todas partes, así que nadie tiene tiempo para decir: “¡Oh, no, pero si eres gay!”.

En nuestro mucho, sin embargo, la representación de la sexualidad importa. Importa mucho. Y dirigirte a jóvenes implica reconocer que pueden tener distintas orientaciones sexuales. Con el paso del tiempo, los jóvenes se van sintiendo cada vez más cómodos buscando y tratando de entender todo el espectro de su sexualidad, por lo que es esencial que se sientan representados si quieres que vean tu serie.

LAS PERSONAS DE COLOR TAMBIÉN EXISTEN EN UNA SOCIEDAD POSTAPOCALÍPTICA

Por si no te habías dado cuenta, la ciencia ficción y la fantasía suelen ser terreno de blancos. De nuevo, si ves por ejemplo Las crónicas de Shannara, casi todos los personajes son de piel clara. Y la fantasía y ciencia ficción clásicas suelen ir en esa línea. Y es ridículo, porque el color de piel tiene poco que ver con que te gusten o no las historias de género.

Sé que es de mal gusto hacer una lista de las personas de color en una serie, pero es la forma más rápida y efectiva de explicar este punto. Raven, Lincoln, Indra, Charles Pike y Monty son todos personajes no-blancos con roles principales en el creciente reparto de Los 100. Hay más que en casi cualquier serie o  libro de género que pueda recordar. Y como pasa con la representación de la sexualidad, me he encontrado con más jóvenes de color obsesionados con esta serie que con ninguna otra.

Los 100 puede ser postapocalíptica, pero nos muestra un mundo lleno de personajes que se parecen a cualquier tipo de persona del mundo real.

LOS HOMBRES SIN CAMISETA SON TUS AMIGOS

No quiero sonar como un disco rayado, pero la gente que consume productos adolescentes pueden sentirse atraídos por hombres. A muchos hombres gays y chicas jóvenes les encanta este subgénero específicamente, así que se puede jugar con ello. Desde luego, las mujeres del reparto son muy atractivas, pero en este tipo de series los hombres también lo suelen ser.
Si una serie va a presumir de lo guapas que son sus chicas (y no hay ninguna serie que no lo haga), sigue el ejemplo de Los 100 y presume también de tus chicos. La temporada 3 empieza con Bellamy y Lincoln peleando sin camiseta y es… oh, sí. Es muy bueno, te lo digo. Sí, es para contentar a los fans, pero de una forma en que dice: “Te veo, gente que quiere ver a tíos buenos quitarse la ropa. Está bien. Vamos a hacerlo”. Se trata de reconocimiento y de satisfacer a toda tu audiencia.

LAS REDES SOCIALES TAMBIÉN SON TUS AMIGAS

Los 100 es muy buena consiguiendo que los jóvenes vean la serie, pero, afrontemos el mayor reto al que se enfrenta cualquier serie destinada a jóvenes: la audiencia. Lo cierto es que los adolescentes de hoy en día no ven la televisión cuando se emite. Lo ven después, cuando quieren. Y los anunciantes siguen creyendo en las audiencias, en quién y en cuánta gente está viendo una serie cuando sale.

La mejor forma de lidiar con esto es encontrar nuevas formas de llegar a tu público. Muchos guionistas, actores y diseñadores de Los 100 twittean información extra sobre los nuevos episodios mientras se emiten. También retwittean cosas que emocionan a los fans y ayudan a crear una comunidad de gente que verá los episodios mientras se emiten y no después. Funciona. Los 100 ha tenido mejores audiencias en Estados Unidos esta temporada que en las anteriores. Y, aunque no fuera cuestión de audiencia, es emocionante ver que la gente que hace la serie está encantada de frikear con la gente que está viendo la serie. Incluso durante el rodaje, los actores suelen hacer Periscopes para dar a los fans más atentos y vistazo extra a lo que ocurre tras las cámaras.

Ya no se trata sólo de tener una buena serie, se trata de trabajar en equipo para involucrar a la gente y vender la serie.

MATA A PERSONAJES QUE LE IMPORTEN A LA GENTE

Es difícil matar a personajes que te gustan, pero es importante para todas las historias, incluso las adolescentes. Los 100 tiene un reparto numeroso, pero eso no significa que maten a personajes menores. Juego de tronos nos hizo entender que mantener a la gente involucrada significa estar dispuesto a matar incluso a tu personaje principal.

Los 100 hacer lo mismo. No quiero spoilear nada por si no eres un espectador fiel, pero basta que decir que los personajes principales salen de la serie todo el tiempo. Y sus muertes no están simplemente para sorprender a la audiencia. Cuando alguien muere siempre hay consecuencias importantes. ¿Y si, digamos, todo un grupo de personas desaparece? Hay un vacío de poder con el que hay que lidiar. Y este tipo de cosas pasan mucho en Los 100. Esto tiene que ver con la idea de incentivar a la gente a ver los episodios en directo.

Además, desde el punto de vista del guión, es importante que parezca que no hay seguridad. Una audiencia segura es una audiencia aburrida.

HAZ TU MUNDO TAN GRANDE COMO PUEDAS

De todas las cosas que Los 100 hace bien ésta podría ser la más importante de todas. Es fácil perderse en los personajes cuando estás escribiendo historias adolescentes. A los jóvenes les interesa saber qué sienten los personajes a los que aman u odian. Pero esto es sólo una parte de un todo mucho más grande.

Los 100 tiene un mundo enorme, que parece mayor y más profundo en cada episodio. Y lo expande con pequeños detalles. Por ejemplo, los Terrestres tienen su propio idioma. Cada vez que lo oímos somos como niños aprendiendo por repetición. Y los guionistas juegan a enseñar al público ese lenguaje. Parece simple, pero tener un idioma específico para tu mundo le da a ese mundo sustancia, lo hace parecer grande y real.

De la misma forma, Los 100 tiene un vestuario increíble, probablemente el mejor de la televisión actualmente. Cada traje cuenta la historia del mundo, de la gente, del personaje concreto. Como en Mad Max, Los 100 expone que los Terrestres están reutilizando herramientas y ropas de un pasado lejano. Pero los trajes no son en absoluto uniformes. La gente que vivía en el arca, la gente que vive en el bosque, la gente que vive en la tundra helada… todos visten diferente. Sí, hay moda, y esto hace que la ropa nos guste, pero sobre todo la ropa cuenta la historia. He dicho esto muchas veces y lo volveré a decir: un buen vestuario convierte a un buen actor en un gran actor. Los trajes hacen que el mundo de la serie se haga real.

Los lugares de rodaje también lo hacen y, de nuevo, Los 100 es excelente en esto. Cada set parece que han vivido en él, los edificios nos dicen qué tipo de gente puede haber vivido en ellos. Cuando un personaje coge un arma, el espectador puede decir que hay una historia en ello, un peso y un significado. Idioma, vestuario, localizaciones… Pueden ser la clave en un mundo ficticio. ¿Qué pasa cuando te enteras de que la gente se está haciendo tatuajes en un lenguaje que has inventado para llorar la pérdida de alguien a quien querían en la vida real? Ahí es cuando sabes que tienes algo. Y eso es lo que Los 100 ha conseguido.

Este artículo es una traducción del escrito por Dany Roth para Blastr

Déjanos tus comentarios!